La escritora Carmen Menéndez nació en Madrid, atesora una vida dedicada a la docencia. Tiene 73 años y escribió varios libros de pedagogía, pero “Viaje de Otoño” la estrena como escritora de ficción.

Se trata de una novela bellísima y muy atrapante. Escrita con un lenguaje medido e intenso, con varias elipsis, profundo y melancólico-nostálgico.

Uno se va adentrando en el libro como en un cuento mágico, aunque de mágico no tiene nada, pero es lo absorvente que es el libro lo que nos va llevando.

Es la historia de un hombre que está en buena posición económica y vive en Francia y se inclina por viajar a su pueblo natal que está en España para recordar a su primo y amigo que fue un gran respaldo para él en sus años jóvenes. Y para recordar a su tierra.

Su inconsciente lo lleva a ahondar en los largos años que han pasado, y a recordar muchas y variadas andaduras.

Transcribamos el primer párrafo del capítulo 1 que se titula “La casa”; dice así:

 

Voy siguiendo los pasos de mi primo. Camino tras él como lo hice tantas veces siendo muchacho. Lo observo delante de mí, y no puedo evitar comparar su figura con la que guardo en mi memoria: su espalda se ha curvado y la carne le cubre con generosidad los músculos que yo envidiaba por su fortaleza. Se diría que los años le han obligado a abandonar su cuerpo y cobijarse en el de su padre, asumiendo también su paso tranquilo de trabajador parsimonioso. Intento recordar cuántos han pasado desde la última vez que nos vimos: ¡cerca de treinta!, no puede extrañarme que su aspecto haya cambiado tanto.

Sin embargo cuando evoco la seguridad que en aquel tiempo me inspiraba su persona, compruebo, con sorpresa, que no necesito esforzarme demasiado para volver a sentirla, para que, su compañía, comience a ceder la angustia que me ha acompañado en mi largo viaje de regreso a mi pasado. Junto a él, el tiempo transcurrido parece esfumarse, y experimento la misma agradable sensación de confianza de entonces, aquella que añoraba sin saberlo.”

 

 

Hermosa y concisa introducción al placer inmenso de esta gran novela.

La editorial es “La discreta” y Carmen Menéndez se merecería varios premios por ella.

 

Pin It on Pinterest