Johann Sebastian Bach nació en Eisenach, en el Sacro Imperio Germánico en 1865 y murió en Sajonia en 1750, fue organista, clavecinista, violinista, maestro de Capilla, gran compositor y Kantor alemán del barroco.

Su obra es muy fecunda y es considerada la cumbre del barroco, se destaca por su profundidad intelectual, su exquisitez técnica y su belleza.

Bach es considerado el último gran maestro del contrapunto e influenciador de los músicos que llegaron a posteriori.

Vamos a tomar aquí , para pensarla, “La pasión según San Mateo” una pieza que se destaca por su gran belleza, y porque se nota que fue creada con gran amor.

Pero digamos antes que Bach perteneció a una de las más destacadas familias de músicos de todos los tiempos.

Probablemente su padre le haya enseñado a tocar el violín y a componer.

Sabemos que se casó 2 veces y tuvo 20 hijos.

Su reconocimiento fue en vida, tuvo buenos sueldos y se destacó como compositor.

Compuso tanto música profana como sacra (provenía de la Iglesia Luterana).

Decíamos que resaltamos “La pasión según San Mateo”, que ustedes pueden escuchar en youtube si no la conocen; es una pieza bellísima, y de una extrema delicadeza y sutileza.

Para Lacan el barroco (lo dijimos en otro comentario) tiene más que ver con el amor que con el sexo.
Y ésta hermosa pieza de Bach es un gran ejemplo de ello.(como, en general, toda su obra).

El “amor es homo”, dice Lacan en el Seminario XX (“Aún, “Encore” en francés), el amor no sabe de sexos, ya que no hay relación sexual (sí, acto sexual), pero no hay “media naranja”, un ser hecho para otro, así que el amor se dirige no al igual sino al semejante, a aquellos con los que nos identificamos; por eso dice que el amor “es homo”.

Piénsese por ejemplo en el poema “La noche oscura del alma” de San Juan de la Cruz, escrito como si el amado es Dios y el alma la amada, así se ve como es “homo”, por ejemplo en aquel famoso verso “amada en el amado transformada”.

Por esto la base de una buena pareja es la amistad y no tanto el sexo.

Bach se caracteriza por su música intelectual , que algunos llaman “matemática”, y por el detallismo sugerente de sus piezas más destacadas, cosa que caracteriza al barroco.

Ésta “matemática” de su música lo hace en extremo original, su singularidad se luce ahí, pero no es el caso de “La pasión según San Mateo”, sino de los “Conciertos Branderburgueses” y otras piezas.

Bach, por su genialidad merece ser escuchado íntegramente.

Pin It on Pinterest